Zapatos: Guía fácil para cuidarlos

Facebookgoogle_pluspinterest

¿Conoces los cuidados específicos que necesitan tus zapatos? ¿Sabes diferenciar un material de otro? En muchas ocasiones, nos volvemos reticentes a comprarnos un zapato en función de su material. ¡No hay problema! Desde Las bailarinas de Eloisa te traemos todos los consejos para cuidar de tu calzado de la mejor manera posible.

Zapatos de Charol

Comenzamos con uno de los materiales que mayor problemática nos supone. Cuando nos compramos unos zapatos de charol, estos brillan y relucen sin problema. Pero, conforme el tiempo va pasando y les vamos dando un mayor uso, ese brillo tan característico va desapareciendo y el roce de nuestros zapatos consiguen pasar de ser nuestros favoritos, a los detestados. ¿Qué podemos hacer entonces?

ALT Zapatos Bailarina piel tipo cocodrilo acharolada con cuña.
Bailarina piel tipo cocodrilo acharolada con cuña.

Para cuidar de nuestras bailarinas de charol necesitaremos pasar una gamuza húmeda para borrar los signos de suciedad superficial y posibles manchas. Tras ello, y con un paño de hilo mojado en vinagre y agua o en leche te recomendamos que frotes suavemente el zapato. Para que vuelva a brillar como el primer día limpia todo el zapato con otra gamuza limpia o paño de hilo.


Truco: ¡Los movimientos deben ser circulares para conseguir el mejor resultado!


Zapatos de Ante

Es, sin duda, el material que más dudas suscita a la hora de la limpieza. Es el más delicado y, por esta razón, el que más cuidados necesita. Todo esto nos lleva a pensarnos una y otra vez si comprarnos esas bailarinas o botines que tanto nos gustan, o en lugar de elegir el ante, escoger otro modelo.

Botín en ante negro, burdeos y nude con tachuelas y tacón alto.
Botín en ante negro, burdeos y nude con tachuelas y tacón alto.
Bailarina ante color burdeos con cordón grueso
Bailarina ante color burdeos con cordón grueso.

La forma más sencilla y cuidadosa para limpiar este tipo de material es usar un simple cepillo para eliminar el polvo y peinar el pelo, para que éste quede completamente uniforme. Podemos utilizar, además, una goma de borrar especial para borrar cualquier tipo de mancha que tenga nuestro zapato.

Actualmente, se pueden encontrar en el mercado numerosos productos especializados para este tipo de limpieza. Desde sprays a jabones específicos, aunque los mejores resultados suele darlos el clásico cepillo de cerdas naturales.


Truco: No olvides llevar a cabo este proceso con mucha delicadeza pues puedes arrancar algo de pelo del ante.


Zapatos de Piel

La piel es el material más común y que solemos dejar más de lado a la hora de cuidar nuestro calzado. Es importante que primero cepillemos el zapato para eliminar polvo y restos de suciedad presentes en la piel. Si hay manchas que tras el cepillado no han desaparecido, puedes utilizar un paño de algodón húmedo con agua tibia.

Bailarina plana en piel color mostaza - Modelo Nápoles.
Bailarina plana en piel color mostaza.

 

Tras la limpieza del zapato, es imprescindible que no olvides su hidratación para que la piel no se rompa. Existen numerosas cremas y ceras especiales para ello, dotando además a la piel de un brillo excepcional.

 

 

Zapato salón en piel burdeos tacón medio.
Zapato salón en piel burdeos tacón medio.

Para devolver el color natural a nuestro calzado, deberás aplicar betún o crema incolora, teniendo siempre mucho cuidado de igualar el color. Déjalo secar y vuelve a cepillarlo para eliminar el sobrante de producto.


Truco: Para devolver el brillo a la piel, frota el zapato con una gamuza tras todo el proceso de limpieza.


Zapatos de Lona

Cuando nos referimos a la lona de unas zapatillas deportivas, la solución es muy sencilla: meter las zapatillas en la lavadora. Te quedarán como nuevas.

Ahora bien, hay zapatos que están hechos a partir de este material y necesitan de cuidados más específicos. El mejor ejemplo podemos encontrarlo en nuestras alpargatas de lona, un must-have de verano.

La mejor solución para la limpieza de este material es utilizar un cepillo para borrar todo signo de suciedad. Una vez cepillado, ayudándonos del cepillo utilizado, un poco de agua tibia y jabón neutro, límpialos intentando siempre no empapar el zapato. Déjalo secar y quedará como recién salido de la zapatería.


Truco: ¡Si necesitas una solución rápida, el quitamanchas textil te solucionará la vida!


Como has podido comprobar, cada material requiere una dedicación y un cuidado específico; pero ninguno de ellos excesivamente difícil. ¡Que los miedos a no saber cuidar de tu calzado te invadan! Con esta Guía Fácil podrás tener todos tus zapatos impecables. 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Cuidar los pies en verano

Facebookgoogle_pluspinterest

Ya con el calzado de verano en el armario (bailarinas, sandalias, alpargatas, mocasines, etc) hay que pararse a pensar cuál es la mejor manera de cuidar nuestros pies.

Pero como ya sabréis, en esta época del año existen muchos agentes que no ayudan a tener los pies perfectamente cuidados e hidratados y es por eso que os queremos contar algunos consejos sobre cómo cuidar los pies en verano.

Determinados factores que provocan la sequedad en los pies son sin duda las temperaturas elevadas, un calzado inadecuado y la falta de hidratación. Pero que no cunda el pánico, porque os dejamos algunos trucos para combatirla.

Remedios para cuidar los pies secos.

En primer lugar, os recomendamos usar la piedra pómez una vez cada dos días porque su efecto no es permanente. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Lo primero que tenéis que hacer es meter los pies en agua durante aproximadamente siete minutos para reblandecer las durezas.
  2. Cuando pasen los siete minutos, simplemente frotáis con suavidad las zonas dañadas con la piedra pómez para eliminarlas.

A continuación lo que podéis hacer para aseguraros la hidratación es usar una crema hidratante específica para pies cada día al salir de la ducha.

Una alternativa a la piedra pómez es usar exfoliante para pies, muchos de ellos cuentan con las propiedades de la piedra pómez y son muy fáciles de usar.

El calzado juega un papel fundamental para tener los pies en perfecto estado. Porque para cuidar los pies, es importe que un zapato reúna una serie de requisitos a tener en cuenta a la hora de comprar:

  • Que sea un zapato cómodo.

Sandalia-plana-en-piel-tipo-serpiente

  • Lo ideal es que tenga un poco de suela para ayudar al pie en la pisada.

zapato con suela cuidar los pies

  • Y por supuesto, que esté bien sujeto al tobillo.

sujección al tobillo cuidar los pies

Así que tened muy presentes estos tres puntos que os nombramos y veréis los resultados.

Y para terminar y no menos importante, en esta época del año es vital hidratarse tanto por dentro como por fuera, y para ello se recomienda beber dos litros de agua al día por lo menos. Parecerá una tontería, pero el agua es clave para lucir una piel sana y ayuda a cuidar los pies y todo tu cuerpo.

Quién se anima a seguir estos trucos?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Beneficios de llevar bailarinas

Facebookgoogle_pluspinterest

Dedicaremos el nuevo post, el tercero de nuestro blog las bailarinas mágicas a exponer algunas ventajas de llevar bailarinas planas o zapato con poco tacón que quizás no conozcas. En la segunda parte, algunos prácticos consejos para evitar sufrir de más con nuestros zapatos de tacón favoritos.

Ventajas de llevar bailarinas o zapato plano

  1. Las bailarinas son más prácticas, hay muchas actividades incompatibles con los zapatos de tacón, sin embargo, el zapato plano es mucho más versátil.bailarina-plana-en-tonos-tornasolados-con-fondo-en-ante-beige
  2. Las bailarinas son más cómodas, es importante cuidar  de nuestros pies y una buena técnica para conseguirlo es utilizar calzado plano o con un poco de tacón y dejar los tacones altos para ocasiones especiales.bailarina-plana-en-rafia-a-rayas-tonos-beige-y-marrones
  3. Este tipo de calzado es más seguro, puede parecer exagerado pero no lo es, el zapato plano minimiza el riesgo de sufrir accidentes habituales entre las que usamos tacones (torceduras de tobillo, pérdidas de equilibrio..)bailarina-en-tejido-multicolor-con-cordon-en-color-azul-petroleo
  4. Usar bailarinas o zapato con poco tacón es una buena forma de prevenir dolores de espalda y otras patologías asociadas al uso continuado de zapatos de tacón. Es cierto que existen  varios estudios que arrojan resultados contradictorios al respecto pero casi todos parecen coincidir en que el uso recurrente de tacones altos podría perjudicarnos. Un calzado cómodo y adecuado a nuestras necesidades (y nuestros pies) repercutirá positivamente en tu salud.bailarina-con-tacon-en-piel-color-crudo-con-puntera-tacon-y-lazo-en-color-azul-marino
  5. Son más económicas, en general las bailarinas y el zapato plano son más baratos que otro tipo de calzado.las bailarinas de Eloísa ofertas

Es cierto que aún estando de acuerdo con las ventajas anteriores y siendo una incondicional de las bailarinas planas, hay veces que es difícil resistirte cuando unos preciosos zapatos de tacón se cruzan en tu camino.

zapato-de-salon-piel-tipo-serpiente-negro

Para esas ocasiones en las que vas a usar zapatos de tacón alto, por trabajo, protocolo o simplemente porque te apetece, aquí van algunos consejos para dejar de sufrir (o sufrir un poco menos);

Zapatos de tacón, consejos para sufrir menos

  1. Elegir correctamente la talla. Parece una obviedad pero el usar un zapato de una talla incorrecta es la principal causa de dolor. Antes de comprar unos zapatos de tacón, debemos asegurarnos que dedos, empeine y tobillos encajan perfectamente en el zapato pero no nos rozan al andar. No sólo el tallaje entre los diferentes fabricantes puede variar (y mucho), también nuestro pie cambia de tamaño con el paso del tiempo e incluso según la estación del año en la que nos encontremos. zapato-de-tacon-en-ante-azulon
  2. En la medida de lo posible, debemos tratar de evitar tacones excesivamente altos y demasiado finos. No importa lo bonitos que sean, no te permitirán andar cómoda más de unos cuantos metros y a la larga podrían provocarte problemas de pies/espalda. Tampoco se recomiendan las suelas demasiado delgadas. Algunas soluciones alternativas: tacones más anchos, zapatos con cuña y zapatos con algo de plataforma.bailarina-ante-azul-marino-con-flor-en-ante-azul-y-beige-con-cuna
  3. Llevar un par de bailarinas o zapato plano en el bolso siempre me ha parecido un gran invento y me ha sacado de muchos apuros. En el caso de falta de espacio, llevar un par de plantillas puede marcar la diferencia en momentos difícilesbailarina-plana-en-piel-labrada-color-amarillo-
  4. Es un error dejarse llevar por un diseño espectacular sin tener en cuenta la comodidad del zapato. No hay necesidad de sufrir de forma gratuita cuando se puede optar por diseñadores y marcas que aúnan en sus creaciones ambos conceptos.bailarina-de-punta-en-piel-tipo-cocodrilo-con-tacon-bajo
  5. Tacones invisibles, no me estoy refiriendo a tacones invisibles, sino a estas plantillas-tacones invisibles que pueden hacernos crecer unos centímetros. Creo que Tom Cruise y Sarkozy saben a lo que me refiero.

zapato-de-salon-piel-tipo-serpiente-azul

Buen fin de semana y hasta la próxima!

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail